miércoles, 21 de noviembre de 2012

Crowfunding por doquier...

Todos sabemos que los proyectos de crowfunding y similares no son algo nuevo, pero sí se trata de un fenómeno relativamente reciente dentro de las empresas de nuestro mundillo friki. En el último año hemos visto como particulares y empresas recurrían a estas iniciativas, impulsados por diversos motivos, entre los que podría encontrarse la falta de liquidez y financiación por los medios habituales por culpa de la crisis, para financiar sus proyectos. Y el caso es que las ha habido de toda clase y color y con los más dispares resultados... desde juegos de mesa cuyas campañas fueron un éxito, como en el caso de Zombicide, pasando por cambios en los materiales de producción como la campaña récord de Reaper "Bones"... Pero no todo ha sido éxito y hemos visto como otras campañas se han quedado colgadas, mostrando una clara falta de interés en el público general o, tal vez, hastio por el solapamiento de estas campañas, o campañas muy poco atractivas... de estas no voy a citar casos porque seguro que a todos nos vienen enseguida a la cabeza dos o tres nombres...

Si bien la idea detrás de estas iniciativas es más que interesante para los intervinientes, no todos los implicados indirectos obtendrán el mismo grado de satisfacción. Estoy hablando, sin ir más lejos, de las tiendas que comercializan, o podrían hacerlo, los productos objeto de estas campañas. Un poco más adelante hablaré de esto, antes quiero centrarme en otras cuestiones.

Qué garantiza el éxito de una de estas campañas? Pienso que lo principal es saber elegir cuándo lanzarla y que el programa de "recompensas" sea suficientemente atractivo para el "inversor" objetivo al que se pretende hacer participar en el proyecto. Así si uno de estos dos factores falla, el fracaso está casi asegurado. En el panorama actual lo primero, el cuándo, es algo MUY difícil de encontrar... no siempre las necesidades de financiación de un proyecto van a ser fáciles de cuadrar en un calendario cada vez más saturado de este tipo de campañas... aún así, si lo segundo, el qué, es lo suficientemente atractivo, podríamos pensar que no nos importa lo que los demás estén haciendo y que vamos a convencer a todos los "inversores" potenciales para "compren" nuestro futuro producto y no otro...

Hay un factor muy importante a tener en consideración... el público objetivo de estas campañas es, por decirlo claramente, reducido y con un potencial de gasto medio relativamente pequeño... Tal saturación de campañas de recaudación a lo largo de un año puede tener el efecto contrario al deseado por la compañías... que la gente no invierta y guarde su dinero a la espera de otra "oportunidad" mejor... sobre todo si, como es mi caso, alguna de estas campañas les ha pillado a contrapie y no la han podido aprovechar... XP

Entiendo que haya particulares que quieran crear una empresa, o sacar adelante un proyecto concreto, que encuentren dificultades para financiarse dadas las actuales circunstancias socio-económicas. Me cuesta más entender que compañías asentadas en el mercado, y con reconocida solvencia económica, recurran a estos tipos de financiación, aunque la respuesta es más que obvia... RIESGO 0. Sí, RIESGO 0. Pongamos  como ejemplo el caso de Reaper. La compañía quería cambiar su material de producción, de la aleación metálica que utilizaban a un tipo de resina plástica por cuestiones de impuestos y facilidades de exportación internacional, ya que al cambiar a ese tipo de resina plástica el producto pasa a tener la consideración de juguete con el consiguiente ahorro para la compañía. Mis economistas se sientan y me dicen que el coste del proyecto es de 30.000 USD. Visto el "fracaso" relativo de la misma maniobra llevada a cabo por Games Workshop con su "Finecast", me planteo que, tal vez, vaya a tirar por el retrete 30.000 USD más lo que me cueste la campaña de introducción del nuevo material, la mala publicidad que pueda suponerme y el descenso de ventas. Solución? Proyecto de crowfunding al canto, espectacular oferta a los inversores, bombardeo alabando las cualidades del nuevo material y matamos dos pájaros de un tiro... Por un lado, si la campaña es un éxito, sabre que cuento con el apoyo de mis clientes potenciales para el cambio de material de producción... por otro lado, obtendré un beneficio económico doble, ya que habré sacado adelante MI proyecto sin que me cueste un sólo euro y además venderé mi producto. Resultado de la campaña? Nada más y nada menos que una recaudación final de locura muy próxima a los 3.500.000 USD... más de 100 veces lo necesario para sacarlo adelante.

Para finalizar, cómo pensáis que afecta esto a los potenciales vendedores secundarios de estos productos, las tiendas? Desde mi humilde opinión, vivimos tiempos MUY duros para ser tendero en el mundo friki... Si resulta que la compañía que me sirve un producto para venderlo bajo unas condiciones particulares, se dedica a "secuestrar" a mis potenciales consumidores, a base de lanzar ofertas de este estilo contra las que me es totalmente imposible competir, no voy a vender una mierda de ese producto... y lo que es peor... ante el hype creado por la avalancha de estas iniciativas probablemente mis cifras de ventas se vean radicalmente merdamas, ya que como planteé anteriormente en este artículo, es probable que los potenciales clientes prefieran guardar sus escasos caudales a la espera del "crowfunding" adecuado...

Me encantaría de veras conocer vuestras opiniones al respecto, ya que me parece un tema interesantísimo para debatir, que será objeto de uno seguro en nuestro próximo podcast, con presencia de algún que otro tendero para dar su opinión.

Un SALUDo.
Rigg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario