martes, 12 de febrero de 2013

GW y los derechos de autor.

Hace unos días os dejamos con la noticia de que Games Workshop había presentado una demanda por los derechos de autor de la expresión "Space Marine" que había tenido como resultado que Amazon retirase de la venta el libro digital "Spots the Space Marine" de Maggie C. A. Hogarth, un libro de una escritora independiente publicado por primera vez en diciembre de 2011. 

El asunto ha tenido más miga de la que Games Workshop jamás hubiese podido esperar, llegando incluso a verse reflejado en las noticias de la BBC... parece que por una vez han querido morder más de lo que podían masticar... Para conocer la historia completa sigue leyendo...

Antes de pasar a los comunicados publicados a posteriori por las diferentes partes implicadas voy a dejaros con la Noticia de la BBC:
Explota una demanda acerca de la propiedad del término "Space Marine".
Games Workshop es más conocida por sus juegos de mesa
La juguetera británica Games Workshop ha sido criticada por iniciar una reclamación de marca sobre la frase "space marines".
La reclamación salió a la luz cuando fue utlizada para retirar de Amazon un libro electrónico americano acerca de estos soldados futuristas.
Los escritores de ciencia ficción han llamado "absurda" a la firma por decir que tiene los derechos de uso y la marca registrada del término en la ficción.
Un abogado de medios británico dijo que más y más firmas estaban usando las leyes de marcas registradas para proteger sus creaciones.
Término genéricoLa disputa comenzó en diciembre de 2012 cuando la escritora estadounidense Maggie Hogarth se encontró con que su novela, llamada "Spots the Space Marine" había sido retirada de la tienda de ebooks de Amazon atendiendo a una reclamación de Games Workshop.
En correos electrónicos enviados a la Sra. Hogarth esta semana, Games Workshop reclama que su entrada en el mundo de las publicaciones digitales le da "una reclamación sobre la ley común de marcas registradas" sobre la expresión.
La Sra. Hogarth escribió una entrada de blogspot acerca de la disputa y expresó su miedo de que si Games Workshop empezaba a hacer efectiva su reclamación, la ciencia ficción podría perder una de sus ideas "fundamentales". La Sr.a Hogarth dijo que ante su escasez de fondos era incapaz de defenderse de la reclamación. Sin embargo, ahora está en contacto con la fundación Electronic Frontier Foundation, que defiende los derechos digitales, acerca de este caso.
La entrada del blog recibió una enorme cantidad de publicidad y ha provocado respuestas de los autores best seller de ciencia ficción Cory Doctorow, Charles Stross y John Scalzi. Mucha gente envió mensajes a la cuenta de Twitter de Games Workshop usando el hashtag #spaemarines criticando a la firma.
El Sr. Scalzi que es el actual presidente de la Science Fiction and Fantasy Writers of America, dijo que era "absurdo" que la firma quisiera reclamar la propiedad de la expresión y su uso en literatura. En una entrada de blog el Sr. Scalzi dijo que era "malditamente genérico" mucho antes de que Games Workshop empezase a utilizarlo para describir sus soldaditos de juguete y en juegos de mesa.
Un portavoz de Games Workshop dijo que tenía una "cláusula de confidencialidad" que le impedía hablar con los medios y que no tenía ningún comentario que hacer acerca de la disputa o su reclamación de marca registrada.
La abogada especialista en medios y propiedad intelectual Susan Hall de DWF dijo que Games Workshop podría luchar para reivindicar su reclamación sobre sus marcas registradas en America.
"En los Estados Unidos irían justo en contra de la Primera Enmienda y eso es un problema al que tendrán que hacer frente," dijo.
La Sr.a Hall dijo que Games Workshop podría lanzar una campaña de protección similar en Europa ya que tiene una marca registrada sobre el término "space marine" desde 1995. Su reclamación sobre la marca registrada cubre el uso de la palabra en relación con muchos aspectos de los juegos de mesa y videojuegos, dijo, pero también se extiende a trabajos publicados.
"Si tienes una marca registrada puedes impedir que la gente la utilice con el propósito de comerciar con bienes que no son tuyos o licencias o que estén aprobados por ti," dijo. "Pone a la persona con la marca en una posición muy fuerte."
Muchas firmas, dijo, estaban registrando marcas para ayudarles a mantener el control de sus propiedades intelectuales que ahora estaban fuera de los derechos de autor. Había peligros en esta apuesta por el control, dijo la Sra. Hall.
"Necesitas leyes de propiedad intelectual fuertes," dijo, "pero necesitas tener la habilidad de pulirlas de manera que permitan a la gente ser creativa y permitan la libertad de creación."
Hubo otra serie de reacciones casi inmediatas por parte de diferentes personajes que pululan por la red, se hicieron memes y toda clase de burlas y bromas a costa de la estupida y absurda reclamación de Games Workshop acerca de un término que ellos mismos tomaron prestado años antes de la literatura de ciencia ficción... 

Es curioso que precisamente GW se meta en estos berenjenales, cuando precisamente pesos pesados como Ian Livingstone escribían editoriales como esta en 1978...

Los derechos de autor son un seguro legar que existe justamente para proteger a un individuo o compañía de la piratería de sus ideas. Permite a individuos y compañías el derecho exclusivo de publicar o vender copias de un trabajo durante un determinado periodo de tiempo. Con un juego, por ejemplo, los derechos de autor duran 50 años. Los individuos o compañías son también capaces de vender los derechos de producción de un producto en particular o "licencias" y por tanto la aparición de líneas paralelas. Twentieth Century Fox que tiene los derechos de Star Wars actualmente emplea un grupo de abogados muy duros que están deseando hundir en el olvido a cualquier pirata. Ciertamente tienen el derecho de proteger sus derechos de autor, pero si el motivo es meramente la autoprotección es debatible.
Los jugadores de wargames lo tienen fácil porque obviamente no existen derechos de autor, digamos, sobre la Segunda Guerra Mundial y por tanto cualquier batalla puede ser simulada y llevada a un formato de juego por cualquier fabricante sin infringir las leyes de derechos de autor. Sin embargo, los juegos de ciencia ficción o fantasía y sus figuras dependen enormemente en las películas y literatura de ciencia ficción y fantasía a la hora de buscar temas e ideas. Tienen que hacerlo. Ahora deberían los productores pagar por los derechos para producir esos juegos y figuras basados en los bien conocidos libros y películas? Sí, por supuesto que deberían, pero si se les deben garantizar los derechos o no es un asunto diferente. Twentieth Century Fox está bastante feliz permitiendo un mercado masivo de juegos de Star Wars o incluso geles de baño de Darth Vader (hecho) ya que generarían enormes royalties. El productor que esté interesado en solicitar la licencia para realizar productos de ciencia ficción o fantasía probablemente sea rechazado ya que el mercado es pequeño.
Por tanto aquellos productores han tratado de dar un rodeo para saltarse los derechos de autor a costa y molestia tanto suya como de sus clientes. Los propietarios de los derechos de autor toleran algunos de estos tejemanejes, pero ahora los juegos de fantasía y ciencia ficción están empezando a ser estrujados. El juego Asedio de Minas Tirith ha desaparecido de las estanterías y será pronto seguido por La Batalla de los Cinco Anillos de TSR (que reaparecerá probablemente en fechas posteriores) y quien sabe cuanto durará La Guerra del Anillo de FGU. También se dice que Miniature Figurines retirará pronto su gama de figuras Mythical Earth.
Parece evidente que nadie ganará de este estricto uso de las leyes de derechos de autor, pero los aficionados de los hobbys de ciencia ficción y fantasía definitivamente perderán. Esperemos que estos problemas puedan resolverse de manera que en el futuro los juegos de guerra puedan dar la bienvenida a la presencia de Darth Vader con un sable de luz, en vez de con un traje de abogado en su mano.
Ian Livingstone.
Esta es una de las cosas que hacen que Games Workshop no sea lo que era... la falta de la gente en el Studio que la fundó, que le dio sentido y la convirtió en lo que para muchos de nosotros era cuando su material nos enganchó a este hobby... El actual Studio y la gente que mueve los hilos de la compañía se ha convertido en aquello que el propio Ian Livingstone criticaba allá por el año 1978.

Y ahora os dejo con unos extractos de los diferentes comunicados publicados por los principales implicados tras la restitución de la novela en la tienda de ebooks de Amazon:


La autora, Maggie Hogarth:
Anoche muchos de vosotros me alertasteis de la reaparición de la edición e-book de Spots the Space Marine en Amazon. Espero que os uniréis a mi aplaudiendo la decisión de Amazon de restaurar el libro. Amazon y otros minoristas me han dado maravillosas oportunidades como autora independiente, no sólo en e-books sino también en material impreso y audio libros. Las historias que he vendido a revistas lanzaron mi carrera como escritora per son las ventas que he hecho desde estos puntos de venta lo que me permite comprar comida para mi familia.
... le digo a mi hija que hay magia en el mundo y que los seres humanos tienen las responsabilidad de crearla. Todos vosotros habéis demostrado esto definitivamente. Nunca olvidaré estos días pasados, y por ello mi familia y yo os damos las gracias desde el fondo de nuestros corazones.
Marines Espaciales para siempre!

La fundación Electronic Freedom Foundation:
Apuntad una para los marines espaciales.
El mes pasado, un desarrollador de juegos británico, Games Workshop, presentó una reclamación ante Amazon.com acerca de que un ebook, Spots the Space Marine, infringía sus marcas registradas usando la expresión "space marine". Resulta que Games Workshop vende un popular juego, Warhammer 40,000: Space Marine, y tiene marcas registradas con el término "space marine" en relación con juegos. Pero Games Workshop perdió todo sentido de proporción y decidió que también tenía derechos sobre la marca registrada de la expresión en los libros. Y así nació un abusón de las marcas registradas.
... Fuimos capaces de intervenir y, para crédito de Amazon, la compañía revisó la reclamación y restauro el libro. Esperemos que Games Workshop tenga ahora el sentido común de darse cuenta de que estos abusos tienen que acabar.

Games Workshop (por medio de su página de facebook):
Games Workshop posee y protege muchas valiosas marcas registradas en muchos territorios y clases por todo el mundo. Por ejemplo, "Warhammer" y "Space Marine" son marcas registradas en muchas clases y territorios. En algunos otros territorios y clases son marcas sin registrar protegidas por el uso comercial. Siempre que somos informados de, o descubrimos, la disponibilidad de un producto comercial cuyo título es o usa una marca registrada de Games Workshop sin nuestro consentimiento, no tenemos otra elección que tomar medidas razonables. Estaríamos faltando a nuestro deber para con nuestros accionistas si no protegiésemos nuestra propiedad.
Para ser claros, Games Workshop nunca ha reclamado ser propietaria de expresiones como "warhammer" o "space marine" en relación a su uso en general en la vida diaria, por ejemplo dentro de una obra de prosa. Por ejemplo, aunque Games Workshop claramente es propietaria de muchas marcas registradas de la marca Warhammer, no reclamamos poseer la palabra "warhammer" en su uso común como arma de mano.
Marcas registradas como oposición al uso de una palabra en prosa o el lenguaje de uso diario son dos cosas muy diferentes. Games Workshop siempre está vigilante para proteger lo primero, pero nunca realiza reclamaciones acerca de lo segundo.

Desde mi punto de vista, Games Workshop se ha convertido en un abusón de tres al cuarto gracias a estúpidas reclamaciones como esta, que recordemos no es la primera que interponen... Se escudan en los tremendos costes que esta clase de litigios supone para las partes para abusar de otras compañías y autores más pequeños... Me alegra que por una vez les haya salido el tiro por la culata, aunque sólo sea en el sentido de que no han conseguido lo que querían. Ojalá esto tuviese otras consecuencias que se reflejasen económicamente en la compañía, para que esos accionistas que dicen defender en su comunicado pagasen las consecuencias de los abusos de su compañía y tomasen medidas para impedir que estos abusos de poder continúen... Lástima que los creadores de ciencia ficción que acuñaron la mayoría de términos y expresiones en que se basan sus productos estén casi en su totalidad muertos... no habrá herederos que tomen nota y reclamen los usos y abusos de GW sobre su propiedad intelectual?

Un SALUDo,
Rigg

No hay comentarios:

Publicar un comentario