miércoles, 27 de marzo de 2013

No descubro nada nuevo...



No descubro nada nuevo al decir que vivimos en un mundo que se mueve al ritmo de las modas, y como no podía ser de otra forma el mundo de la miniatura no se escapa ni por asomo. En este caso la moda son los juegos de “bandas”, juego en los que la premisa principal es el no necesitar de una gran cantidad de miniaturas para poder jugar, este tipo de juegos no es nuevo de ahora, pero es en estos últimos tiempos cuando hemos visto un creciente nacimiento de una buena cantidad de sistemas basados en este “estilo”. 



Pero hoy no voy a hablar de la historia de los juegos de bandas o escaramuzas, voy a hablar de uno de los juegos de este tipo que más está dando que hablar en los últimos tiempos, y que más me ha llamado la atención, se trata de “Saga”. Saga es un juego de miniaturas ambientado durante la edad oscura de Europa, está escrito por Alex Buchel y publicado por Gripping Beast. El reglamento no ha sido traducido a nuestro idioma, pero por la red ya circula alguna más que aceptable traducción. Aunque realmente el tema del idioma no es problema alguno, pues tiene un reglamente muy sencillo, que aprenderemos enseguida si podemos ver alguna partida o encontramos a alguien que nos lo explique. En Saga elegiremos a una facción de entre las muchas que tenemos para elegir, Vikingos, Normandos, Sajones, Galeses, etc. 

Como he dicho un montón de facciones a las cuales cada día se suman más.
Nuestra banda estará compuesta por un Señor de la Guerra, su Guardia personal, Guerreros y Levas, cada grupo de los nombrados actúa como una unidad independiente y no pueden mezclarse entre sí, la única excepción es la del Señor de la Guerra el cual puede unirse normalmente a su guardia personal. Pero la verdadera gracia del juego se esconde tras una tabla, si una tabla que nos dirá las diferentes acciones que podremos realizar con nuestra banda. Cada facción tiene su propia tabla con sus propias acciones y otras que son comunes para todas, esto hace que cada banda juegue de una forma diferente, la tabla además de ofrecernos estas acciones especiales es la que nos permite activar nuestras unidades. 

¿Y cómo usamos esta tabla? Ahora lo veremos. Al principio de cada turno lanzaremos un número  de dados de seis caras, igual al número de unidades que tengamos más uno por el señor de la guerra, las unidades de levas no proporcionan dados. Otra de las gracias de Saga, es que podemos adquirir unos dados personalizados de nuestra facción, estos dados son dados de seis caras en los que los números han sido sustituidos por símbolos típicos de nuestra “cultura”, así por ejemplo los “dados Vikingos” tienen runas en lugar de números, esto da un toque personal a nuestra banda, pero no es necesario para jugar, aunque mola. Luego estos dados los iremos repartiendo en las diferentes acciones de la tabla, para así ir activando nuestras unidades y realizando las acciones pertinentes. La tabla de acciones puede “intimidar” un poco al principio debido a la gran cantidad de posibilidades que nos ofrece, pero en un par de turnos ya le habremos pillado el truco. Una vez repartidos los dados lo siguiente es empezar a activar, aquí encontramos las dos acciones básicas por excelencia, mover y atacar, acciones que podremos modificar o nos podrán modificar por efecto de las acciones que realicemos nosotros o nuestro adversario. 

 En el juego encontramos cuatro unidades de medida, VS (muy corta), S (corta), M (media), L (larga), estas unidades equivalen a 2”, 4”, 6” y 8” respectivamente, aunque podemos comprar o hacernos nosotros mismos unas pequeñas reglas para usarlas en nuestras mediciones. Todas las unidades a pie mueven 6” y las montadas 8”. Una unidad podrá ser activada más de una vez por turno siempre que le hayamos asignados los dados correspondientes en la tabla, pero al activarla una segunda vez le colocaremos un marcador de “fatiga” marcadores la mar de graciosos, ya que pueden llegar a dejar exhausta a la unidad y afectar severamente a su comportamiento en campo de batalla, facilitando así que nuestro adversario los elimine más fácilmente. El combate tampoco entraña ninguna complicación en lo que a reglas se refiere, este se resuelve unidad contra unidad, así tiraremos un numero de dados tanto para ataque como para defensa, los cuales dependerán del tipo de unidad que sea. De esta manera una unidad de Levas lanza un dado (D6) por cada tres figuras; una unidad de Guerreros, uno por figura; una unidad de Guardia Personal, dos por figura y el Señor de la Guerra, cinco dados. Cada bando calcula su número de Dados de Ataque y los lanza para obtener impactos contra el oponente. Para ello, si el enemigo tiene un valor de Armadura de 4, por ejemplo, habrá que obtener un resultado de 4, 5 o 6 para impactarle.

Una vez determinados los impactos causados, las unidades lanzan Dados de Defensa por cada impacto sufrido, salvándolo con un resultado de 5 o 6 al que no se aplican modificadores. Los disparos se tratan de una manera similar; hay que gastar Dados de Saga para que una unidad (de Leva) dispare y se emplea el mismo procedimiento de Dados de Ataque y Defensa.
De esta manera iremos combatiendo hasta que uno de los bandos se alce con la victoria. Así pues las bajas o la fatiga irán mermando las opciones de uno u otro, ya que cada vez que perdamos una unidad perderemos un dado para asignar a nuestra tabla de acciones.

Y esto es básicamente “Saga” un juego rápido, sencillo de aprender pero que gracias a sus tablas ofrece un montón de posibilidades estratégicas. En lo que respecta a las miniaturas, tenemos a nuestra disposición un enorme catalogo, ya que cualquier marca que tenga miniatura histórica en su catalogo, seguro que tiene alguna de las facciones que nos interesan, también distribuidora del juego, Gripping Beast dispone de un amplio catalogo con miniaturas bastante buenas para todas las facciones, abajo os dejo el enlace para que le peguéis un vistazo. Sinceramente lo recomiendo a todos los seguidores de los juegos de bandas y los de corte histórico. Si os a picado el gusanillo y sois de Valencia, en la AMB de Burjasot  suelen jugar bastante a este juego y seguro que están encantados de enseñaros los entresijos de este magnífico juego.

http://www.grippingbeast.com/

Un saludo The Hood.

1 comentario:

  1. Habrá que probarlo pues... teniendo las minis y las reglas es tontería no hacerlo, más si tan bueno y sencillo es ;)

    ResponderEliminar