miércoles, 13 de marzo de 2013

¿Por qué jugamos?

¿Por qué jugamos? A priori puede parecer una pregunta fácil, pero parad un segundo a pensarla, bueno dos, tres a lo sumo, vale contestad. Ciertamente creo que no hay una respuesta  correcta.



 Cada uno habrá encontrado, o pensará que ha encontrado “su” respuesta. O tal vez ya no busque “su” respuesta, sino más bien, busque una más global, una que abarque a todo un gran grupo. Dentro de este mundo, al que de un tiempo a esta parte tan gratuitamente muchos tildan de friki,  digo de un tiempo a esta parte ya que cuando yo empecé a interesarme por todo este tipo de aficiones, nadie “nos” ni nadie “se” llamaba friki. Gracias al cine y la televisión principalmente, muchos han adoptado como “buque insignia” este adjetivo, unos para bien otros para mal, unos mejor y otros peor. 


El caso es que yo no considero que lleve mis aficiones a límites que lleguen a la obsesión, no visto como personajes del universo de warhammer, ni colecciono absolutamente todo lo que sale de marines espaciales, no juego a rol todos los viernes por la noche sin saltarme ni uno bajo pena de muerte, etc, etc, etc. Pero sí que reconozco que me encanta jugar, cosa que casualmente es lo que menos hago. Entre pitos y flautas a lo que dedico menos tiempo es a jugar. Entre blogs, podcasts, pintar, tertulias varias, últimamente mis tropas están en “stand by” más de lo que realmente me gustaría.

Pero bueno, volvamos a la pregunta del principio que es de lo que trataba este articulo, ¿Por qué jugamos? A muchos de mis amigos, de mis compañeros de afición no sólo nos atrae el mundo de las miniaturas, nos gustan los comics, los juegos de rol, los videojuegos, las películas de unas temáticas concretas, seguramente igual que la gran mayoría de los que estáis leyendo esto. 
Pero centrándonos en las miniaturas, que de eso va “Turno Cu4tro” pienso que no sólo podemos centrarlo en jugar, podríamos preguntar… la verdad que es más complicado de lo que parece, algo tan sencillo como preguntar ¿por qué  nos gusta el mundo de la miniatura? Qué tecla dentro de nosotros han pulsado que nos llama y nos atrae cual imán todo este universo en miniatura. Lo llamo mundo porque como sabéis, este “hotel” tiene múltiples “habitaciones” en las cuales entran unos y en otras otros, también están los que entran en todas. Tenemos la “habitación” pintura, la “habitación” escenografía, la “sala” trasfondo”, el “salón” juego, múltiples facetas de un sólo concepto, miniaturas.

 Pero de nuevo como al principio del artículo, parad un momento y pensad qué es lo que realmente os apasiona de este mundo y por qué? Seguro que a muchos os resulta difícil de explicar, pero sabéis qué os gusta, a otros os resultará más fácil, lo tendréis superclaro. Lo cierto es que a todos nos apasiona este pequeño universo a escala. Por cierto ¿a qué habitaciones habéis entrado?

Un saludo,
The Hood.

5 comentarios:

  1. Empiezo por la segunda pregunta, yo la verdad entro en todas las habitaciones excepto la escenografia y también he entrado.
    Porque juego, porque me pasa como cuando veo una buena película o leo un buen libro, consigo evadirme de este mundo de necios y hipócritas y me meto de lleno en estas historias que al final son historias de héroes, de valor, honor, lealtad, amistad, traición, venganza, en una sociedad que sí tenemos muchos amigos en el Face pero pocos darían la cara por ti en un problema, en cambio si los invitas a cenar van todos o nuestros dirigentes en lugar de líderes gente digna de admiración, son chorizos, fariseos y explotadores, donde prevalece el cotilleo y la envidia al compañerismo o a la lealtad, no se sí me explicado bien, pero pese a mi edad sigo creyendo en los amigos de verdad, en la lealtad, en darlo todo por nada, en ser el paladín de las causas perdidas........ Aunque al final te mires en el espejo y digas tu eres tonto o que

    ResponderEliminar
  2. Muy dramático o estáis de fallas que nadie dice ña, jijiji.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, mi respuesta...

    La verdad es que igual que The Hood, yo entro en tooooodas las salas que ha descrito en el hobby, y en diferentes juegos de diferentes temáticas y escalas...

    Empecé como jugador de rol, compré algunas minis de investigadores para La Llamada de Cthulhu en Gremio, cuando lo regentaba Rodrigo y aquello era un hervidero de gente. Estábamos en la segunda edición de 40k... qué tiempos... vi una partida de este juego y otra de fantasy uno días de esos que pasaba por allí a comprar pinturillas y jugar al magic... un compañero de clase me enseñó la WD número 1... y después de eso todo fue rodado...

    Me encantan las miniaturas... no sé muy bien porqué... tienen algo mágico y magnético que me atrae... muchas veces las compro porque me parecen magníficas y quiero pintarlas, más que por jugar... y al final pinto muy poco, aunque menos que juego... En mi caso, al revés que en el de The Hood, juego algo más... no mucho, pero sí que suelo estrenar todos los juegos, aunque a veces se me quedan minis en los blisters y cajas...

    También es algo que va a golpes... trabajamos para vivir, o vivimos para trabajar? Al final se podría hacer la misma pregunta en este hobby. Muchas veces compro cosas que se que no voy a usar, y que no se cuándo tendré tiempo de pintar, sólo porque me gustan... y luego muchas las acabo malvendiendo con el paso de los años porque se me acumulan montañas de plástico, resina y metal que jamás usaré...

    Propósito de enmienda? Ni de coña... lo he intentado muchas veces... pero cuando tus amigos son polifrikis como tú (aunque a The Hood no le guste el término "friki") es imposible no acabar cayendo en ese juego que es novedad y pinta tan bien, o volviendo a caer en juegos que juraste y perjuraste que jamás volverías a tocar... Que me lo digan a mi, que habré dejado Fantasy y W40k, como dos o tres veces cada uno, vendiendo ejércitos, libros y demás... y volviendo a comprar posteriormente... ufff... no quiero ni pararme a pensar en todo el dinero que he tirado, literalmente, con los juegos de GW... porque si lo hago probablemente me mosquee aún más y vuelva a dejar todos sus sistemas y vender todo lo que tengo de ellos... estoy a puntito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya que habéis tocado el término Friki a mí tampoco me gusta pero no el termino sino como lo utiliza la sociedad, es para menospreciar la gran mayoría de veces, como últimamente estoy algo melodramático es una cosa que toca las pelotas, porque resulta que los Frikis somos los que leemos que a fin de cuentas es parte del Hobby, una vez se me ocurrió llevarme un libro para leer al trabajo y tuve una conversación muy curiosa; oye estás leyendo?
      -Si (no me gusta ver las páginas llenas de letras)
      -Pero te lo vas a leer entero?
      -Si claro (1700 páginas, no veré la primera pagina y lo utilizare para amasar la harina)
      -Eso está bien (¿milagro?) yo los Domingos me compro el Marca y me lo leo todo (paff eres un puto licenciado)
      Y yo soy el Friki (utilizo ese término al referirse a mí porque me lo leía todo)
      Otro punto el leer, jugar tanto si el juego es físico o mental desarrolla la imaginación y a la vez el intelecto y sobre todo te hace ser "curioso" con ganas de saber más y esos somos los Frikis, eso es ser un bicho raro? un asocial? un solitario? pues no, ojo de todo habrá, igual que en el Futbol no? porque no llegar a fin de mes y ir pidiendo al Ayuntamiento y luego tengo 5 pases en tribuna del Valencia y a toti plen no es ser un poco Friki? Y esto es real.
      Bueno me voy a quedar a medias pero voy a ir acabando, no me gustan las etiquetas y menos las que ponen los ignorantes y mejor definido porque juego, pues porque me entretiene, relaja y disfruto como un chiquillo.

      Eliminar