viernes, 5 de abril de 2013

Vacaciones en “Paradiso”

“175 años en el futuro. El destino de la Esfera Humana se decide en Paradiso. Lo que ocurra en este planeta decidirá el futuro de la humanidad.
El despertar de la misteriosa tecnología de los Cosmolitos en Paradiso ha provocado una carrera desesperada entre las diversas potencias de la Esfera Humana y las fuerzas del Ejercito Combinado para hacerse con sus secretos.
Pero las consecuencias son totalmente inesperadas: la aparición de una nueva raza, los Tohaa, una avanzada civilización trabada en una guerra de desgaste con la IE desde hace largo tiempo. Un nuevo aliado para la humanidad en su lucha contra el Ejército Combinado. Sin embargo, ¿son sus intenciones totalmente desinteresadas? ¿Qué secretos ocultan los Tohaa? ¿Y cuál es su relación con los Cosmolitos y la historia pasada de Paradiso?
Además, ante la amenaza de la Inteligencia Evolucionada y su Ejército Combinado alienígena, cada vez más poderoso, Aleph, la IA humana, ha sido autorizada a desplegar a la subsección de asalto, la falange de acero de Aquiles y sus Mirmidones, para detenerla. ¿Un rayo de esperanza ante este implacable enemigo, o un nuevo paso del plan de control de Aleph de la Esfera humana?”



Con esta introducción nos metemos de lleno en el trasfondo del primer libro de campaña para Infinity. Ciertamente esta campaña salió el pasado año, pero desde “Turno Cu4tro” pensamos que era un buen momento para hacer,  si no una extensa reseña, si una presentación del libro y de lo que vamos a encontrarnos dentro.

A estas alturas de la película pocos de los que nos sigan, no conocerán Infinity, el juego futurista de miniaturas de estética manga, de producción nacional. 

Como he comentado un poco más arriba “Campaign: Paradiso” es el primer libro de campaña para Infinity, tenemos ante nosotros un magnífico libro encuadernado en cartoné (tapa dura) a color, el interior doscientas veintidós paginas también a color y, satinadas, contienen además de un montón de fotografías un no menos considerable número de ilustraciones de un nivel altísimo la gran mayoría, lo cual no hace sino engrandecer la calidad del producto. Precio treinta nueve euros aproximadamente.

En lo que a la campaña se refiere nos encontramos con un conjunto de escenarios, dieciséis para ser exactos, que se unen en una gran trama principal, la cual está dividida en tres arcos argumentales. Antiguos artefactos codiciados por todos, una antigua nave desaparecida, ciertamente la historia que nos ofrece a priori parece realmente interesante, como interesante es la aparición de una nueva raza con la que jugar, los Tohaa, una raza alienígena, que al parecer lleva bastante tiempo en guerra contra la IE y su Ejercito Combinado. Otro de los puntos interesante es que podremos ver como ciertos personajes del universo de Infinity van cambiando y alguno puede que hasta muera definitivamente.


Vamos a tener que darles una mayor importancia a tropas como hackers e ingenieros, ya que gracias a ellos vamos a conseguir puntos de objetivo en las misiones, aquí el matar por matar pasa a un segundo plano, ya que lo importante es cumplir los objetivos de cada misión.

En lo que a reglas se refiere encontramos cosas interesantes como lo del entorno hostil, reglas para los recién llegados Tohaa, enlaces para cuatro miniaturas para Aleph, enlaces de tres miniaturas para Haqquislam y alguna que otra cosa interesante sobre subir perfiles de nivel.
Por supuesto también vamos a encontrarnos una más que extensa parte de trasfondo para cada facción incluida la nueva Tohaa.


Ciertamente me parece una buena idea tanto para este juego como para cualquier juego de miniaturas, la idea de un libro con una campaña narrativa, en la que puedas ver digámoslo subir de nivel a los personajes, y que las acciones que realice cada jugador tenga un resultado visible en la historia. No entro a valorar si la campaña en si es buena o es mala, si merece la pena o no, parece ser que hay comentarios para todos los gustos, pero para mí la idea general me gusta y me gustaría verla en mas juegos.


Un saludo,
The Hood.

No hay comentarios:

Publicar un comentario